sábado, 15 de marzo de 2014

Llueve

Llueve esta noche brezo y miel.
          Llueve a cántaros,
                         a mares,
                              sobre mojado.
Es el agua melaza en la piel.

Brotan las palabras mudas,
                     las caricias viudas.

Florece la noche en tu tibieza.
                    se cede a la belleza.

Llueve esta noche brezo y miel
            Llueve y golpea ventanas,
                                          persianas,
                                                    mi pecho,
                     un cascabel.

Llueve esta noche.
          Llueves,
                 y no te escampo.


6 comentarios:

  1. Buena combinación de palabras y sentimientos. Me quedo con: "Llueve brezo y miel", ¡qué bonito!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  2. Si te apetece compartir tus relatos pásate por aquí
    http://280ypunto.blogspot.com.es/
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Leyendo y releyendo este poema, que me encanta, voy a hacerte una sugerencia personal (esto es subjetivo ya sabes): en todos los versos que llevan "llueve" en tercera persona, me gusta más si lo leo en segunda: "llueveS esta noche brezo y miel
    lueves a cántaros, a mares
    eres el agua en mi piel (aquí he cambiado algo más)
    [..] llueves y golpeas ventanas...
    etc etc..."

    Es sólo gusto personal. El poema ME ENCANTA.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión, Pulga. A mí me gusta más como está. Que el LlueveS sólo aparezca al final para romper la sintonía del poema, para evidenciar que la lluvia no es otra que la ausencia, pero que esto se descubra sólo al final.
      No obstante, te agradezco la sugerencia y me alegra que te guste.

      Eliminar
    2. Ok, perfecto entonces. Entiendo la explicación. No era ninguna corrección eh (sólo faltaba!), era sólo gusto mío al leerlo sin más. Lo dicho, me encanta!.
      :)

      Eliminar