martes, 21 de febrero de 2017

Infiel

     En el lugar más recóndito de la isla hay una radio antigua que emite mensajes cifrados al atardecer.
    Los marineros explican a los curiosos tal circunstancia con leyendas de sirenas y nereidas, los enamorados creen comprender bellas palabras de amor, los escépticos lo atribuyen a una maniobra para atraer turistas y el farero, desde su privilegiada situación, la ve acercarse en una barca, desnuda entre la luz crepuscular, con una caracola en su boca, para implorarle nuevamente que todo fue un error, que no lo haga.

Fotografía cedida por Esteban Burón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada